Crean el Foro de Apoyo al Pacto por la Educación

logo_es.gif

"Antes del debate público expondrán sus puntos de vista personalidades representativas de UNESCO, Consejo Escolar de Madrid, formación profesional, profesores, empresa, sindicato, gestores de centros y personas con necesidades educativas específicas.

Según los impulsores de la iniciativa, en Europa no se piensa en una salida de la crisis que no pase por un desarrollo sostenible basado en la educación excelente con igualdad de oportunidades para los ciudadanos.

Para alcanzarla, con el tiempo que se necesita, es preciso conseguir una estabilidad normativa duradera; equidad en el acceso a esa educación que debe ser integrada a lo largo de toda la vida del ciudadano; contenidos de valores democráticos; y con una excelencia basada en los actores del aprendizaje, los profesores, en unas instituciones que compitan entre sí. Todo lo cual precisa de financiación suficiente a lo largo de la cadena educativa: primaria y secundaria, formación profesional, educación superior y aprendizaje a lo largo de la vida.

Estas metas son buenas razones, para que los partidos políticos comprometan de forma durable sus decisiones de gobierno con un pacto estable.

 Los promotores del Foro por el Pacto de la Educación desean mantener debates ciudadanos sobre estas metas a conseguir, que acentúen sobre nuestros políticos la transcendencia de laborar por un acuerdo de largo recorrido. El debate se abre a partir de la documentación sobre el Pacto Educativo desde el correspondiente Ministerio, aportaciones de partidos políticos y el informe reciente presentado por el presidente Barroso, de la Comisión Europea.

El pacto debería ser estable, con todas las partes sintiendo que ganan al establecer políticas compartidas por consenso. Esta clase de acuerdo dará estabilidad al sistema educativo. La sociedad debe estar presente en su desarrollo. Las propuestas concretas de su contenido deben ser claras y, en el tiempo, controlable su cumplimiento. Así se podrá garantizar una inversión eficaz en los sistemas educativos y mejorar los resultados, que es uno de los cinco objetivos prioritarios de la propuesta 2020 de la Comisión Europea. En cualquier caso, las medidas de pacto respetarán las competencias educativas de las diversas comunidades autónomas contempladas en sus respectivos Estatutos de Autonomía.

La consecución de la estabilidad normativa es una importante razón para llegar a acuerdos de largo recorrido. Habrá que encontrar mecanismos que garanticen en lo posible esta estabilidad.

La equidad en el acceso y desarrollo de la educación exige incrementar las oportunidades de los jóvenes a través de itinerarios flexibles de aprendizaje y reconocer los méritos y la capacidad de las personas así como su esfuerzo. El sistema de becas debe tener en cuenta el buen aprendizaje del estudiante. Y con una atención determinada a las personas con necesidades educativas específicas; al mismo tiempo que merecen apoyo especial los estudiantes con altas capacidades para el aprendizaje. Los motivos socioeconómicos no deben causar el abandono de los estudios en ningún caso.

Junto a la equidad hay que buscar la excelencia educativa. Los profesores son protagonistas principales y hay que disponer medidas para su propia excelencia, que debe llegar a los idiomas extranjeros, la investigación y la transferencia de conocimientos a la sociedad. Los resultados sobre competencias recibidas en el aprendizaje deben ser la base de cualquier evaluación. Importa avanzar en la autonomía de los centros educativos, para su mejor organización. Facilitar la capacidad familiar de elegir el centro y el tipo de educación, estimulará además la competitividad, para lo que necesitan equipos directivos de calidad que lideren de manera efectiva los proyectos educativos de los centros. Las universidades deben conseguir su modernización, incluso a lo referido a su gobernanza y a su internacionalización. Es importante dar una mayor entrada a los agentes culturales y económicos. También hay que buscar la base del Sistema Nacional de Cualificaciones para obtener referencias profesionales homologables.

La inclusión de los valores ciudadanos como objeto de la educación a todos los niveles es la forma segura de conseguir ciudadanos democráticos, con virtudes cívicas que aseguren un porvenir sostenible, que tendrá en cuenta nuestra propia herencia cultural.

El modelo educativo a acordar debe ser integrado, de forma que ofrezca posibilidades de acceso entre los ámbitos de la formación secundaria, la profesional y la superior, con diferentes itinerarios a la medida de las capacidades individuales para alcanzar las competencias básicas. En particular, la formación profesional, que constituye un instrumento clave para avanzar hacia un nuevo modelo de crecimiento económico sostenible y diversificado, debe vincularse a las empresas.

El pacto no tendrá eficacia si no se vinculara con un modelo de financiación que posibilite los objetivos educativos, en un horizonte que permita implantar medidas estratégicas. La financiación no sólo debe ser pública, pero en su parte vinculará a las distintas administraciones; la Comisión Europea propone porcentajes del PIB aplicados a la educación para los próximos diez años."

Share: 

Contenido relacionado