Disponible Informe sobre el desarrollo mundial del Banco Mundial 2018

El Banco Mundial ha publicado un año más el Informe sobre el desarrollo mundial. Este año el informe aborda un tema de vital importancia para el desarrollo. La edición de 2018, titulada APRENDER para hacer realidad la promesa de la educación, es la primera dedicada enteramente a la educación. Y este es el momento adecuado: si bien la educación ha sido desde siempre fundamental para el bienestar de las personas, lo es aún más en una época de rápidos cambios económicos y sociales como la actual. La mejor forma de preparar a niños y jóvenes para el futuro es lograr que el aprendizaje constituya el eje de todos los esfuerzos destinados a promover la educación.

En el Informe sobre el desarrollo mundial 2018 se analizan cuatro temas principales:

En primer lugar, la promesa de la educación: la educación es un poderoso instrumento para erradicar la pobreza y promover la prosperidad compartida, pero para aprovechar al máximo su potencial es necesario contar con políticas más eficaces dentro y fuera del sistema educativo.

En segundo lugar, la necesidad de arrojar luz sobre el aprendizaje: a pesar de los avances logrados en el acceso a la educación, las recientes evaluaciones del aprendizaje revelan que muchos jóvenes de todo el mundo, especialmente los pobres o marginados, salen de la escuela sin contar siquiera con las habilidades básicas que necesitan para la vida. Al mismo tiempo, las evaluaciones internacionales muestran que las habilidades observadas en muchos países de ingreso mediano están muy por debajo de los niveles esperados. Y, en muchos casos, tales deficiencias no son visibles, de modo que, como primer paso para afrontar esta crisis, es imprescindible obtener información al respecto realizando una evaluación más adecuada del aprendizaje de los estudiantes.

En tercer lugar, cómo lograr que las escuelas estén al servicio del aprendizaje de todos los estudiantes: en investigaciones llevadas a cabo en áreas como la neurociencia cognitiva, las innovaciones pedagógicas y la gestión de las escuelas se han identificado intervenciones que promueven el aprendizaje garantizando que los estudiantes estén preparados para aprender, que los docentes estén capacitados y motivados, y que la relación docente-alumno se vea debidamente respaldada.

En cuarto lugar, cómo lograr que todo el sistema favorezca el aprendizaje: para lograr un nivel adecuado de aprendizaje en todo el sistema educativo no basta con implementar las intervenciones eficaces a escala. Los países también deben superar las barreras técnicas y políticas estableciendo indicadores relevantes para movilizar a los actores y seguir de cerca los progresos, formando coaliciones a favor del aprendizaje, y aplicando un enfoque adaptativo para llevar adelante las reformas educativas.

Share: 

Contenido relacionado